Ventajas del motor central en motos eléctricas

En Ecooter apostamos por el motor central en toda la gama de scooter eléctricos. A continuación te explicamos los motivos.

Antes de abordar los aspectos técnicos a tener en cuenta para valorar si es mejor un motor central o un motor en rueda, con argumentos de inercias, masas suspendidas y potencia, vamos a comentar los pros y los contras del día a día que te puedes encontrar en un uso normal de tu moto eléctrica. Las scooters están diseñadas para un uso mayoritariamente urbano donde nos podemos encontrar en distintas situaciones:

  • Vibraciones: En los recorridos urbanos no se suelen alcanzar velocidades excesivamente altas, pero si que podemos encontrarnos con numerosas irregularidades de la vía, como baches, asfalto en mal estado, socavones y badenes. Todas estas irregularidades se transmiten en forma de vibraciones en el caso del motor en rueda, que las recibe directamente sin ser amortiguadas por ninguna suspensión, lo que a la larga comportara un desgaste mayor. En el caso del motor central no es así, debido a que estas mismas vibraciones son reducidas por las suspensiones de la motocicleta.

  • Golpes: Todos nos hemos confiado en la superación de un obstáculo y lo hemos encarado con una velocidad excesiva lo que ha provocado un fuerte impacto en las ruedas o incluso el temido “llantazo”. Incluso en el hábito de subir a la acera para estacionar se producen estos golpes, los que se traducen en impactos que recibe el motor en rueda de manera directa, lo que aumenta las posibilidades de rotura del mismo. Un ejemplo de esta situación son las bicicletas eléctricas de montaña modernas, donde todas incorporan motor central y evitan el motor en rueda.

  • Cambio de neumáticos: En el caso del motor central, el sistema de montaje de las ruedas es el mismo que las motocicletas convencionales, por lo que cualquier taller mecánico va a ser capaz de cambiar el neumático de tu moto eléctrica. En el caso del motor en rueda el procedimiento es más complejo, y además existen las conexiones eléctricas del motor con la motocicleta que deben ser desconectadas para poder sacar la rueda, lo que puede provocar que un mal desmontaje o montaje del mismo y generar una avería importante en nuestro motor.

  • Temperatura: En el caso del motor central es refrigerado por aire como el sistema convencional, además de disponer de más espacio lo que supone menos calentamiento. También puede utilizarse refrigeración liquida lo que es muy complicado tecnológicamente en el motor en rueda.

El reparto de pesos es un factor determinante en las motocicletas.

El motor suele ser uno de los elementos que componen una motocicleta más pesados por lo que se tiene que decidir con mucho cuidado su ubicación para lograr el mejor reparto posible. En las motocicletas, el reparto correcto de masas e inercias es un factor clave en el comportamiento y capacidad de maniobrabilidad de la moto. Un ejemplo claro lo tenemos en las carreras de motos como MotoGP. Donde los pilotos se descuelgan prácticamente de la moto para conseguir un mejor reparto en el paso por curva. Lo mismo sucede en tu moto eléctrica.
Cuanto más centrado, compacto y cerca del suelo este el motor más estable y fácil de maniobrar resultará tu scooter eléctrica y por lo tanto mucho más segura. Esto se consigue montando el motor y las baterías lo mas centrado posible como es el caso de las Ecooter. En cambio, con el motor en rueda contamos con un mayor peso y  concentrado totalmente en la parte posterior y oscilante, de la scooter. 

 

Masa suspendida vs Masa no suspendida

La masa suspendida son todas las partes de una moto que se encuentran encima de la suspensión (chasis, carenado, conductor, etc…) y la masa no suspendida es toda aquella que se encuentra entre la suspensión y el suelo (Ruedas, Brazo Basculante, Horquilla, Amortiguador, etc.). La masa suspendida es mucho mayor que la masa no suspendida. Desde el punto de vista de la ingeniería del vehículo, la masa no suspendida debe ser lo menor posible por diversas causas:

  • Estabilidad: Al encontrarnos con un bache, la rueda sigue la carretera hasta el punto más alto. Justo tras pasar el punto más alto del bache, la rueda tiene la tendencia de seguir subiendo. El muelle de la suspensión se intenta estirar y, con ello, bajar la rueda para que toque el suelo. Esta tendencia depende de la masa no suspendida. Cuanto mayor es la masa no suspendida, que proviene sobre todo de las ruedas, mayor fuerza tiene que ejercer el muelle para que la rueda vuelva a tocar el suelo. Por este motivo siempre se intenta que las ruedas sean lo mas ligeras posibles.

  • Aceleración: A la hora de acelerar, necesitamos ejercer una fuerza que supere la propia fuerza de rozamiento de la rueda y además mueva el peso de la propia rueda. Por lo que cuanto más ligero sea la rueda, menor potencia será necesaria para acelerar, o a misma potencia, tendremos más aceleración.

Potencia

El eje del motor central puede girar a las mismas revoluciones que un cigüeñal en un motor de scooter de gasolina convencional 3.000-7.000 rpm, mientras que las revoluciones de un motor en rueda son las de velocidad de giro de la rueda 400-800 rpm (para 45km/h-75km/h) en función del diámetro de la rueda. Por lo tanto, los motor centrales con transmisión y relación de cambio, siempre podrán girar a más revoluciones y darán mucha más potencia, y serán mucho más dosificable. De modo que a nivel de eficiencia, un 3000W en motor central (por correa) sería lo equivalente a un motor de 4000W en rueda . De modo que las prestaciones, aceleraciones y sensaciones en la conducción siempre serán superiores, por lo mencionado anteriormente.

Compartir:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Scroll Up